Marcelo Tamargo

 

Marcelo Tamargo

MARCELO TAMARGO MENÉNDEZ

Licenciado en Derecho y Máster en Derecho Financiero, en el año 2006 funda la firma de abogados Espacio Legal, de la que actualmente es director. Comprometido con la lucha por erradicar las malas prácticas bancarias, en 2009 se convierte en el primer abogado de España en conseguir una sentencia favorable contra un banco por un derivado financiero, un SWAP de Bankinter. Por este logro aparece en el Diccionario Jurídico Aranzadi al haber sentado jurisprudencia en casos en los que se dilucida el cumplimiento de la Ley del Mercado de Valores y los reglamentos que la desarrollan sobre inversiones financieras de todo tipo.

Miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo, destaca por su amplia experiencia en Derecho Financiero, Bancario y Procesal, además de ser experto en Fiscalidad y Derecho Marítimo Internacionales. Ha sido asesor del Ministerio de Hacienda para la prevención del blanqueo de capitales, de diversas brigadas policiales de delincuencia económica y Juez Sustituto.

Actualmente es uno de los abogados referentes en arbitraje tanto nacional como internacional en materia financiera, una vía jurídica muy especializada a la que cada vez acuden más empresas y que le ha reportado importantes éxitos judiciales.

Entrevista:

MARCELO TAMARGO: “EL 95% DE LOS PROCESOS QUE SE ATIENDEN AL AÑO SE RESUELVEN FAVORABLEMENTE PARA NUESTROS CLIENTES"

 

“Creo que las palabras banco, aseguradora y financiera siempre tienen detrás un trasfondo negro y oscuro” 

 

Espacio Legal lleva diez años defendiendo los intereses de clientes de toda España. Referente del derecho financiero, fue pionero en conseguir una sentencia condenatoria contra un banco por un “producto basura”. Al frente de un equipo de dieciséis personas está Marcelo Tamargo Menéndez. Este abogado asturiano, fundador y propietario del despacho, ha encontrado la fórmula del éxito jurídico: un 95% de los 500 procesos que atienden al año se resuelven favorablemente por vía judicial o extrajudicial.

¿Cómo empezó todo?

Pues de una forma muy curiosa. Se puede decir que el Derecho me llamó cuando yo ni lo esperaba. Estudié Ingeniería Informática y trabajando en una financiera como tal empecé a interesarme por lo que hacían. Hasta tal punto me “enganché”, que decidí estudiar Derecho y acabé siendo el director jurídico. Después de unos años allí, sentí que ya no me aportaba nada. Siempre era lo mismo: decir que no, pagar lo menos posible a los clientes, ejecutar pólizas, etc. Se puede decir que era el “malo de la película”. A nivel personal tampoco estaba satisfecho con el trabajo, así que decidí pasarme al otro lado, establecerme por mi cuenta y en 2006 fundé Espacio Legal.

 

¿Podemos decir que dejó usted el “lado oscuro”?

Bueno, dicho así suena muy cinematográfico, pero en cierto modo es cierto. Yo creo que las palabras banco, aseguradora o financiera siempre tiene detrás un trasfondo negro y oscuro. Su objetivo es conseguir el máximo beneficio: cuanto menos paguen, más ganan. Me cansé de trabajar para cobrar los intereses más altos aunque fueran dudosos, de desahuciar gente a velocidad exprés, de “ratear” hasta la última peseta a los clientes y otras muchas maniobras que me parecían poco transparentes. Leía las contestaciones de los abogados de la otra parte a mis escritos y pensaba que su trabajo era más satisfactorio y justo. Me di cuenta de que quería hacer eso: luchar del lado de los que iban en contra de los que yo defendía. Aunque aprendí mucho, en la financiera toqué techo profesional y fondo moral, estaba claro que había que cambiar.

Facebooktwitter