Espacio Legal - Despacho de abogados

Incumplimiento de Régimen de visitas y custodia Compartida, en la crisis de Covid.

Las nuevas normas, que aconsejan las autoridades sanitarias, afectan al cumplimiento de los regímenes de custodia y visitas a menores. Pero también todas las consecuencias económicas en las empresas derivadas de esta crisis sanitaria (ERTES, despidos, etc.) Podrían repercutir en ellos pagos de pensiones, por alimentos o compensatorias, lo que provocaría más solicitudes y demandas en los juzgados de familia.

  • ¿Qué hacer ante esta situación?

Lo primero, que aconsejamos es llegar a un acuerdo entre las partes. En el caso de custodia compartida, esta se debería cumplir, siempre y cuando, no exista situación de riesgo. Es decir, que debe primar la seguridad y evitar contagios y que nos encontramos ante causas de fuerza mayor, que, en algunos casos, podrían incumplirse, los días de visita o la compensación del tiempo de la que no haya podido disfrutar el otro progenitor en caso, de que por ejemplo uno de ellos esté contagiado.

El RDL 16/2020, aprobado por el Gobierno, supedita a las familias, señalando que se estudiará cada caso en particular y que deberá ser juzgado con independencia del resto.

Deberá siempre imperar, el interés superior del menor, y aunque el Estado de Alarma ha limitado la libre circulación de las personas y los desplazamientos. Esta situación de emergencia no puede ser empleada con abuso, privando al otro progenitor del derecho de custodia y patria potestad, intentando conciliar y llegando a acuerdos, que sean beneficiosos para el menor o menores y que no sean contrarios a las medidas de confinamiento establecidas.

Así en el caso de que ambos progenitores vivan en la misma localidad y a una distancia, más o menos próxima, no se debería privar al otro progenitor de ejercer su derecho como padre o madre, tal y como se acordó en el convenio regulador, o en una resolución judicial.

En el caso de que los progenitores vivan en diferentes localidades, y se tengan que quedar suspendidas las visitas, se debería llegar a un acuerdo para que esos periodos perdidos por el otro progenitor, sean compensados una vez finalice el Estado de Alarma.

Lo cierto es que cuando finalice dicho estado y se establezca la normalidad, habrá que valorar y resolver situaciones de abuso de derecho y que las incidencias que se produzcan el los juzgados de familia, como consecuencia del Estado de Alarma, se deberá resolver con prioridad, todas aquellas situaciones, en las que se haya producido un abuso de derecho. Y valorar, si como causa de fuerza mayor, los acuerdos no se han cumplido, primando el bien de los menores, para no exponerles a un riesgo para su salud.

Si es tu caso y tienes dudas sobre tu situación, podemos ayudarte. Contacta con nosotros.

 

Espacio Legal - Despacho de abogados