Espacio Legal - Despacho de abogados

Despido por faltas justificadas al trabajo ¿Es posible?

El 20 de febrero de este año ha entrado en vigor una nueva modificación del Estatuto de los trabajadores, concretamente del artículo 52 b), que ha sido derogado. Hasta ahora un trabajador podía ser despedido por faltas intermitentes aún siendo justificadas siempre cuando se cumplieren una serie de requisitos. Como las ausencias justificadas pero discontinuas (Que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses…)

Con esta nueva medida el gobierno pretende evitar que el despido sea un mecanismo que legitime la extinción del contrato, por bajas justificadas, por contingencias comunes, como puede ser el caso de una enfermedad y que la indemnización sea reducida.

Ya que el ordenamiento jurídico dispone de otros mecanismos para sancionar a la persona que falta injustificadamente al trabajo, como es el despido disciplinario, en la que el trabajador  tiene derecho a una indemnización a no ser que un juez determine que el despido por faltas de asistencia es procedente, y siempre que sea posible probar la gravedad de la causa, caso en  el que el trabajador no tendrá derecho a indemnización.

Espacio Legal - Despacho de abogados